Experiencia La Semilla (Bariloche)

From REEVO Wiki

La Asociación y Escuela La Semilla la componemos alrededor de 300 familias, quienes llevamos a cabo junto a los maestros la gestión y administración de la institución de manera autogestiva.

Cargando el mapa…
AV. de los Pioneros 6206, San Carlos de Bariloche, Rio Negro, Argentina AR

Inicio 2009
Final
Corrientes pedagógicas Educación WaldorfEducación Waldorf
Enfoques temáticos Educación Waldorf
Nivel socio-económico Medio
Social context Urbano
Cantidad de participantes 0
Nivel educativo y etario Pre-escolar / Inicial, Primario / Básico, Secundario / Medioinicial, primario, secundario"inicial, primario, secundario" is not in the list (inicial, primario, secundario, terciario, mayores, intergeneracional, maternal) of allowed values for the "Experiencia:info-nivel" property.
Tipo de organización ⧼rv-experiencia:respuesta-⧽
Tipo de gestión Comunitaria
Tipo de educación Formal
¿Ofrece certificación oficial/formal? Si
¿Es arancelada? ⧼rv-experiencia:respuesta-⧽
¿Tiene fines de lucro? ⧼rv-experiencia:respuesta-⧽
⧼rv-experiencia:info-voluntariadol⧽ No
¿Es un proyecto virtual o en línea? No
Experiencia-La semilla-02.jpg

41° 7' 39.29" S, 71° 22' 46.06" W medio

comunitaria urbano 0 formal si


no http://www.escuelalasemilla.edu.ar/ 387 4328

Características

En la escuela practicamos la pedagogía Waldorf, que concibe al ser humano como una unidad indisoluble físico- anímico- espiritual y en este principio basa todo el quehacer educativo. Consideramos que a través de esta pedagogía nuestros hijos podrán adquirir las herramientas necesarias para dar respuesta a las necesidades del tercer milenio.

La escuela como asociación civil se sostiene de modo autogestivo. Trabajamos en comisiones integradas por padres, madres y maestros (ver comisiones). En cuanto al sostén económico propiamente dicho, el mismo se compone de cuotas sociales de la asociación civil, donaciones, ingresos por eventos, otras actividades económicas comunitarias y los aportes mensuales de las familias cuyos hijos asisten a la escuela.

En nuestro camino somos conscientes del permanente esfuerzo que implica nuestro trabajo, como asociación civil autogestiva, el proceso de la toma de decisiones, que se distingue de los modelos imperantes socialmente. Aquí se trata de un proceso vivo y dinámico, donde todas las voces son escuchadas y todas las manos son necesarias para arribar al consenso.

Contamos con una Comisión Directiva Mixta (CDM), integrada por padres y maestros de los tres niveles, que vela por las necesidades económicas, legales y administrativas de la escuela.

Actualidad

Actualmente componemos la Asociación y Escuela La Semilla alrededor de 300 familias, quienes llevan a cabo junto a las maestras y los maestros la gestión y administración de la institución de manera autogestiva, trabajando en comisiones integradas por padres, madres, maestras y maestros.

Durante estos años, grandes logros acompañaron el crecimiento de La Semilla:

  • Actualmente la escuela cuenta con nivel inicial (Jardín Maternal y Jardín de infantes), primaria completa y secundaria completa, con su primera promoción en 2018.
  • Oficialización ante el Ministerio de Educación a partir del ciclo lectivo 2014 (Escuela La Semilla CUE 6201068 Consejo Provincial de Educación)
  • Consolidación de lazos fraternos en la comunidad de la escuela.
  • Fluido trabajo en comisiones conformadas por padres, madres, maestras y maestros.
  • Toma de decisiones por consenso.
  • Trabajo en relación al dinero, para asegurar la continuidad de los miembros de la comunidad, acompañando la realidad económica de cada familia.
  • Cuerpo docente y apoyo terapéutico.
  • Amplia demanda por vacantes para los tres niveles educativos.
  • Reconocimiento en la comunidad antroposófica al ser evaluados y admitidos dentro del listado mundial de escuelas Waldorf por el “Circulo de la Haya”, conformado por representantes de escuelas Waldorf de todo el mundo.
  • Capacitación permanente de los docentes en pedagogía Waldorf a través de asistencia a seminarios, cursos y congresos.
  • Creación de un impulso para comenzar la formación específica de maestrxs Waldorf “Ciclo Básico” y otro de formación en Pedagogía Curativa.
  • Profundo compromiso con la Antroposofía y Pedagogía Waldorf.
  • Intercambio con jóvenes de otros países a través de trabajos de voluntariado y programas de intercambio escolar (en 4to año del secundario).

Historia

La Semilla nació en 2009 con el deseo y el impulso de algunas familias que comenzaron a planificar la fundación de una escuela Waldorf en la ciudad de Bariloche. Estas familias fundaron la escuela sobre la base de una educación integral donde se respete el tiempo y crecimiento de sus hijos, teniendo como referencia diferentes experiencias relacionadas con la pedagogía Waldorf y con la antroposofía.

En el otoño de 2010, con cinco familias, se comenzó el primer espacio Waldorf de primaria. En una pequeña casa, un maestro enseñaba a cinco niños los ritmos, cambios de estación, flauta y arte.

Al año siguiente ya contábamos con veinticuatro niños en la escuela e ingresó una nueva maestra. El 2012 experimentamos el primer gran crecimiento poblacional: comenzamos el ciclo con setenta y ocho niñas y niños, ocho maestras y maestros fijos y 3 extracurriculares; abarcando desde jardín de infantes hasta cuarto grado de primaria. Por este motivo alquilamos un lugar más grande, en un hermoso entorno.

Ya en 2013 nos mudamos al actual predio de Avenida Pioneros 6200, con el proyecto de adquirir un lugar propio para el funcionamiento estable de la institución. En octubre de ese año, se concretó la oficialización de la escuela por parte del Ministerio de Educación de Río Negro a partir del ciclo lectivo 2014. Una vez funcionando de manera oficial la escuela primaria y el jardín de infantes, en el 2014 un grupo de 13 adolescentes comenzó su primer año de secundaria.

En 2015 el nivel secundario logró la oficialización y abrimos un nuevo primer año. Aquel año tuvimos la satisfacción de contar con la primera promoción que concluyó el nivel primario en la escuela.

Durante 2016 y 2017 continuó el crecimiento del nivel medio y en 2018 abrimos quinto año, que será la primera promoción de secundaria de La Semilla (SEWBA, por las siglas de Secundario Waldorf Bariloche). También este año completamos todo el arco evolutivo con la apertura del jardín maternal para niñas y niños de 1 y 2 años.

Fundamentos teóricos

La Pedagogía Waldorf concibe al hombre como una unidad indisoluble físico- anímico- espiritualy en este principio basa todo el quehacer educativo.

Considera lo anímico-espiritual como la esencia individual, única e irrepetible de cada ser humano y al cuerpo físico como su imagen e instrumento.

Parte de la hipótesis de que el ser humano no está determinado exclusivamente por la herencia y el entorno, sino además, por la respuesta que desde su interior es capaz de realizar en forma única y personal respecto de las impresiones que recibe. El hombre al nacer es portador de un potencial de predisposiciones y capacidades que a lo largo de su vida pugnan por desarrollarse.

Desde una visión antropológica la Pedagogía Waldorf integra una concepción humana desde todas sus dimensiones, en íntima relación con el mundo; explica y fundamenta el desarrollo de los seres humanos según principios generales cognitivo-evolutivos que comprenden etapas de 7 años, denominados septenios.

En los dos primeros septenios y parte del tercero (hasta alrededor de los 16 años) el ser humano reconstruye en su propio desarrollo la evolución que la humanidad entera fue realizando a través de las diferentes etapas históricas, es decir, que conquista paulatinamente el nivel de consciencia adquirido por la humanidad.

Basada en la observación y en el conocimiento exhaustivo de las características evolutivas, la acción pedagógica habrá de promover, facilitar y maximizar el aprendizaje y dará respuesta a esos intereses, preguntas latentes y necesidades concretas. Al responder a la expectativa yacente en el educando, el aprendizaje adquiere carácter significativo.

La educación así entendida trasciende a la mera transmisión de conocimientos y se convierte en sustento del desarrollo integral del educando, y cuida que todo quehacer tienda a la formación de su voluntad, al cultivo de su sensibilidad y de su intelecto.

En consecuencia la Pedagogía Waldorf organiza los contenidos curriculares en el tiempo y en el ritmo que considera adecuados a la situación evolutiva específica, cultivando con igual intensidad la ciencia, el arte, los valores morales y espirituales.

De este modo se intenta establecer una relación armónica entre el desarrollo y el aprendizaje, haciendo confluir la dinámica interna de la persona con la acción pedagógica directa, es decir, integrando los procesos de desarrollo individual con el aprendizaje de la experiencia humana culturalmente organizada.

La Pedagogía Waldorf pone especial atención para que en la enseñanza se encuentren entretejidos puntos de vista científicos y estético-artísticos junto con los aspectos relativos al respeto profundo y la admiración ante el mundo.

Fundamentos de la Pedagogía Waldorf:

  • Preservar la infancia a través del sano desarrollo, creando las condiciones necesarias para que este suceda.
  • Brindarle al niño lo que necesita para alimentar su vida física, anímica y espiritual, evitando la intelectualización precoz.
  • Buscar el desarrollo interior de la libertad para llegar en la madurez al juicio crítico.
  • Vivenciar lo artístico como herramienta de creación y adaptación al mundo globalizado de hoy.
  • Rescatar lo esencial y útil para el sano desarrollo del niño.

Nuestro proyecto educativo se basa en los principios básicos de la pedagogía waldorf:

  • Favorecer el desarrollo integral del individuo.
  • Responder a las necesidades propias de la etapa evolutiva del niño/joven.
  • Despertar la individualidad de cada niño/joven, para así comprenderla y potenciarla.

Prácticas y acciones principales

Maternal

El maternal está integrado por niñas y niños de 1 a 3 años.

El día a día es muy rítmico y se desarrolla de acuerdo a los momentos evolutivos y necesidades de cada niño y niña.

En esta primera infancia tomamos las ideas de Steiner y Pickler, en las cuales una de las cosas más importantes que subyace es la libertad de movimiento. Experimentar el movimiento libre con la menor intervención posible por parte del adulto, con los mínimos estímulos necesarios, para que no tengan que anticiparse a su verdadero desarrollo en su tiempo particular.

Por otro lado, el abordaje del plano espiritual se trabaja tomando en cuenta la contención afectiva necesaria en este primer encuentro que las niñas y los niños experimentan con el mundo, por eso la importancia de la armonía con los ritmos de la naturaleza.

Los ritmos del día:

Las niñas y los niños llegan entre las ocho y media y las nueve de la mañana. Al recibirlos se encuentran con sus referentes. Tenemos en cuenta que son seres con un lazo fusional con sus madres y padres, con lo cual se respetan los tiempos de adaptación necesarios que son muy personales.

Compartimos frutas que traen los niños y las niñas, juego libre y movimiento. Luego, nos juntamos con los más grandes del jardín para compartir una ronda. Se va cambiando la ronda de acuerdo a la época y lo que venimos trabajando, por ejemplo en invierno vamos preparando la ronda de los farolitos que trabaja el mundo interior y el calor del fuego.

El momento del juego al aire libre propone un contacto con la naturaleza acorde al lugar donde vivimos. Luego se comparte un desayuno; cada día se come un cereal distinto en consonancia con los ritmos pautados al igual que las actividades.

Los cuentos son cortos y suelen repetir una misma situación varias veces. Suelen ser cuentos de dedos, de falda o de mesa, donde el movimiento acompaña la palabra.

Jardín de Infantes

El jardín de infantes basado en la pedagogía Waldorf, propone la observación del proceso de cada niña y niño para acompañar el don que cada uno trae consigo. Intentamos enseñarle al Ser que ya viene con un don determinado, a que salga al mundo y se desarrolle en libertad.

Se busca que la sala de jardín sea una extensión del hogar y que tanto los niños y las niñas como sus familias se sientan parte de una familia, de una comunidad.

Para esta forma de enseñanza, los ritmos son parte de los niños y las niñas, que están terminando de desarrollar sus órganos internos, entonces el ritmo que se propone en la escuela acompaña el crecimiento de sus órganos. Se van alternando ritos de expansión y de concentración. De esta manera el ritmo externo va influyendo en el ritmo interno de cada órgano, generando salud.

Los ritmos del día en el jardín son:

Los niños y las niñas llegan a las 8.20 de la mañana y son recibidos en un ambiente cálido en donde las maestras los esperan. Se ponen cómodos sacándose los calzados y reemplazándolos con sus pantuflas, y luego tienen una hora de juego libre. En medio de ese tiempo, hay alguna actividad que puede ser amasado de pan, acuarela, dibujo con pastas, modelado con arcilla o con cera de abejas, labores con lana para que se sumen quienes lo deseen. Luego ordenamos la sala y hacemos la ronda con canciones y movimientos vinculadas siempre a las estaciones del año.

Posteriormente, se calzan y se abrigan para salir a jugar libremente en el patio, explorando con su cuerpo en el tobogán, las hamacas o el arenero. Después de ese tiempo en el parque, volvemos a entrar a la sala y comemos algo rico. Los ritmos también se introducen en los alimentos, rotando los cereales, uno cada día.

Más tarde llega el momento del bosque. Las niñas y los niños exploran mucho con su cuerpo en contacto con la naturaleza, suben a los árboles, hacen equilibrio, saltan, experimentan los cambios que se producen de acuerdo a las estaciones del año y van ganando más confianza y sintiéndose cómodos con el medio que los rodea. Después de ese tiempo en el bosque, regresamos a la sala para prepararnos para el último momento del día, que es el momento del cuento.

Primaria

En el período de 1° a 7° grado se reconoce la importancia de las cualidades anímicas y el aprendizaje de lo rítmico/habitual a través del movimiento y la memoria; del trabajo por épocas de estudio que profundizan los contenidos y los contextualizan; del arte que es parte de la didáctica misma de los profesores y el acompañamiento de un maestro tutor que acompaña, en lo posible, los siete años de la escolaridad primaria. El aprendizaje se sucede correlacionando las épocas culturales de la humanidad, desde el comienzo de la historia y el desarrollo cultural, con la evaluación y el desarrollo del estudiante en los años de escolaridad, promoviendo el acercamiento a los contenidos con materiales nobles y los procesos simples sostenidos habitualmente, para acercarse, comprendiendo procesos básicos de la evolución, hacia las actividades técnicas y tecnologías actuales.

Se preserva a las niñas y los niños en el primer ciclo de intelectualismos y abstracciones alejadas de su comprensión y desarrollo intentando generar vivencias profundas de conocimiento de sí mismo y de las cualidades particulares.

Una mañana en la escuela se comienza con una ronda donde se comparten canciones, ritmos, poesías, relacionados con el contenido que viene trabajando. Dichos contenidos se abordan por épocas de trabajo que duran aproximadamente cuatro semanas, donde se aborda un área de estudio desde la música, la pintura, el movimiento y la imagen.

Luego de la parte rítmica de la mañana se pasa al trabajo escrito, en el cuaderno, de la mano de la imagen, los relatos y la literatura, narrada por el docente a cargo y posteriormente los contenidos son llevados a la vivencia artística.

Una vez finalizado el momento de trabajo en el cuaderno, los niños y niñas se disponen a escuchar un relato que, a modo de regalo, el docente trae cada mañana.

Para dar fin a la primera parte de la mañana se comparte un desayuno provisto por las familias con alimentos caseros, naturales y saludables. Intentanto que la mañana sea como una respiración, los niños y niñas tienen un largo recreo, siempre al aire libre, en contacto con la naturaleza.

Luego del recreo se suceden las clases de áreas especiales: música, labores, movimiento (educación física) y plástica.

Desde esta pedagogía se intenta respetar los tiempos de aprendizaje de cada ser, realizando evaluaciones de proceso y no de resultado.

Secundaria

En el Secundario Waldorf Bariloche proponemos acercar a los/as jóvenes aquellas experiencias y contenidos que resonarán en su interior con el momento físico, emocional y espiritual que están atravesando en cada etapa del arco de desarrollo del joven. A través del arte y las actividades rítmicas, se busca apelar a todas las esferas del joven, con la intención de despertar interés por el conocimiento y curiosidad por el mundo que lo rodea.

Durante los años en los que transcurre la escuela secundaria, lo esencial a despertar en los/as jóvenes es esa llama de interés por el mundo, que les invite a encontrar su camino para el futuro buscando esa acción que el entorno les llama a realizar.

Videos

Imagenes