Experiencia Facultad Libre

From REEVO Wiki

La Facultad Libre de Rosario es un espacio experimental donde se busca ensayar nuevas formas del saber. Un proyecto cultural y educativo que reconoce que el saber está en litigio, e intenta, tras esa distinción, pronunciarse ampliando los límites de lo considerado saber legítimo.

Cargando el mapa…
9 de Julio, 1122, Rosario, Santa Fe, Argentina AR

Inicio 2006
Final
Corrientes pedagógicas Educación Activa, Educación Libertaria, Educación Libre, Educación PopularEducación Activa, Educación Libertaria, Educación Libre, Educación Popular
Enfoques temáticos Educación Activa, Educación Libertaria, Educación Libre, Educación Popular
Nivel socio-económico Medio
Social context Urbano
Cantidad de participantes 0
Nivel educativo y etario Terciario / Superiorterciario
Tipo de organización ⧼rv-experiencia:respuesta-⧽
Tipo de gestión Social
Tipo de educación No formal
¿Ofrece certificación oficial/formal? No
¿Es arancelada? ⧼rv-experiencia:respuesta-⧽
¿Tiene fines de lucro? No
⧼rv-experiencia:info-voluntariadol⧽ En parte
¿Es un proyecto virtual o en línea? En parte
Experiencia-Facultad Libre de Rosario-00.jpg

32° 57' 13.43" S, 60° 38' 25.22" W medio

social urbano 0 noformal no

no

parcial https://www.facultadlibre.org/ 686 4615


Características

La Facultad Libre es un proyecto independiente y autogestivo, donde la auto-organización presentada establece un vínculo diferente de las distintas instancias existentes de lo común y lo privado, en diálogo con el Estado y con los diferentes actores de la sociedad civil en la búsqueda de una nueva configuración de lo compartido. La autogestión establece una forma del hacer que, desde proyectos emanados de la sociedad, viene a proponer la no dependencia de lo instituido. Nuestra búsqueda se inscribe, entonces, en la ampliación de lo posible, de lo pensable y lo decible. Por ésto es central visibilizar nuevos discursos disonantes, agrietadores, que den lugar a la fuga, al inmiscuirse, a la perforación, a la mixtura, al mestizaje donde en la conjugación de otros lenguajes y otros decires estallen de una vez los márgenes de lo realizable.

Cuando hablamos de oficiar decimos oficiar de: propiciadores del debate, de la toma de postura, de la salida del reparto policial de los discursos y los cuerpos, hacia donde cada uno pueda ejercer un labrar por sí y por los suyos en un campo común.

Porque en definitiva si el saber se instituye en poder legitimado en un conocimiento, y se desprende del mundo material del cual algún día surgió, se desliga del cuerpo terrenal y popular que lo engendró para establecerse como instrumento de dominio. Contra eso es necesario religar el saber al hacer, o, en otras palabras, visibilizar el discurso subyacente a una práctica para que devenga potencia política de un nosotros compartido no atomizado en partes pasibles de ser limitadas.

Historia

La Facultad Libre tiene su origen en la ciudad de Venado Tuerto, fue fundada el 7 de mayo de 1990 por la Comisión Directiva de la Biblioteca Popular Florentino Ameghino -bibloteca que, por otro lado, nace al calor de las iniciativas populares de las décadas del ’20 y el ’30, producto ellas de la acción cultural y pedagógica emprendida por grupos socialistas y anarquistas para dotar de un sentido más propio a las experiencias culturales y políticas de nuestro país, orientando la acción colectiva hacia una emancipación que no podía sino ser común y compartida- con la idea de implementar un concepto de educación innovador, creativo y estimulador. Con antecedentes como las Universidades Populares y la Biblioteca Popular Constancio C Vigil, y después de varios años de ejercitar un modelo cultural abierto, en el que convivían el fútbol y la cultura, la Mona Jiménez y Eduardo Galeano, Osvaldo Soriano y Beatriz Sarlo, el psicoanálisis y la política, la pasión y el baile, se convocó a los docentes más importantes de la Argentina en ciencias sociales y humanidades solicitándoles que piensen y propogan la institución educativa que siempre habían soñado y nunca habían podido llevar a la práctica. De allí surge la Facultad Libre de Venado Tuerto, un lugar donde el saber y el aprendizaje eran concebidos de un modo amplio, donde se reincorporaban los saberes plebeyos que la especialización y el profesionalismo fueron dejando de lado, donde aparecían materias como “el arte de amar”, “las cosas del querer”, “pensamiento y juego”, junto a otras más tradicionales como “filosofía”, “política y subjetividad” o “historia de las ideas”.

Esta experiencia trascendió los límites de la Provincia de Santa Fe y atrajo las miradas más diversas: desde la Cámara de Diputados de la Nación que la declaró de Interés Nacional, hasta la CNN, que produjo un documental de una hora de duración emitido en todo el mundo angloparlante y también en castellano, pasando por la Comunidad Económica Europea que gestionó el envío de una delegación de euro-diputados de la Comisión de Educación para estudiar y replicar la experiencia, o una cooperativa de 80 diarios europeos que publicó un informe sobre la experiencia que motivó el interés de un sinnúmero de organismos internacionales.

En una segunda etapa del proyecto, la Facultad Libre se mudó, en un nuevo desafío, a la gran ciudad del interior de nuestro país: Rosario. Actualmente somos una Asociación Civil enraizada en dicha ciudad. Desde el año 2006 y bajo la dirección de quien fuera en el momento de la gestación de esta segunda etapa y hasta el 2008, su director, Fernando Peirone (fundador del proyecto en esta ciudad), desarrollamos en esta nueva experiencia, y de manera ininterrumpida, diversas propuestas donde se cuestionan los límites tradicionales de la cultura y la educación. Sus dos primeros años en la ciudad fueron desarrollados con apoyo de la Municipalidad de Rosario, a instancias del entonces intendente, el Ing. Miguel Lifchitz, derivando en un segundo momento, desde fines del año 2008, y tras la delegación paulatina de la diagramación estructural, tanto en lo administrativo como en lo que a contenidos se refiere, a manos de un grupo de jóvenes todos menores de 22 años (en ese momento), el proyecto FLR fue orientado a sostenerse desde la autogestión.

Prácticas y acciones principales

Seminarios, talleres, presetnaciones de libros, mesas de diálogo

Fundamentos teóricos

nos reconocemos en la búsqueda de dos transformaciones:

por una lado, contra la distribución esquemática de las disciplinas, la propuesta de la FL es por un nuevo cruce entre los diferentes campos del saber objetivado. Campos que si quedan estancados, consideramos, en su ensimismamiento, ejecutan un doble movimiento de, en primer lugar un erigirse en polo de poder y, junto a eso, un alejamiento del mundo de la vida. Por tanto, la apuesta es por una diferente presentación de contenidos a trabajar que realce una vinculación no convencional entre arte, filosofía, literatura, sociología, economía, psicología, música, cine, y tantos otros rótulos a cuestionar;

por el otro camino, buscamos la transformación de la relación que se entabla en un intercambio de saber. El objetivo es ensayar distintos formatos de la relación pedagógica, donde se pueda tensionar la linealidad propia de épocas pasadas en las que aún no estaban cuestionadas las tradicionales distribuciones de lugares y saberes.

En fin, buscamos una explosión de formas y contenidos, para que vuelen por los aires. Nuestro punto de partida es el de la igualdad de inteligencias. Por tanto, el de no querer venir a aclararle el mundo a nadie. No venimos a explicar nada. Aquí no tenemos alumnos. El concepto de alumno es de raíz iluminista, ya que habla de un sujeto carente de luz que debe ser instruído, y por lo tanto restringido en su potencia. Cada uno de los que asisten a la Facultad Libre lo hacen por propia decisión, eligiendo su propio derrotero al interior de nuestras propuestas, generando ellos mismos sus propias síntesis.

Con todo, de la caverna que hay que salir es de aquella que dice situarnos a solo algunos por fuera de una ilusión, dejando a los demás por fuera de ver el mundo como es.

De lo que se trata es de tomar la calle por asalto para abrir nuevos espacios, pero a su vez que la calle empiece a invadir los campos del saber. Porque saberes existen por doquier, en toda práctica hay uno inscripto. Subyacentes, la búsqueda es hacia ir haciéndolos visibles. Disputar junto a ellos una nueva forma de repartir lo reconocido como legítimo, por fuera de lo que resulta interesante para los poderes tradicionales o las leyes del mercado.

La pregunta versus la respuesta

la apuesta por la pregunta es en sentido múltiple. La verdadera filosofía siempre fue en busca de la apertura de la grieta, de la cisura, del intersticio por el que hincar el diente a lo establecido no aspirando a responder todo para dar con un orden, sino, por el contrario, para abrir a martillazos un lugar donde se habilite la duda, pues de lo que se trata no es de llenar el cubo eterno sino de encender el fuego compartido.

Referencias externas

Videos

Imagenes