Experiencia Pinkanta

From REEVO Wiki

Somos un centro de arte, donde se aprenden los alumnos aprenden diferentes instrumentos musicales y artes visuales. Somos un equipo con un buen ambiente de trabajo, dónde compartimos diferentes experiencias entres los distintos profes y especialidades. Vemos a cada uno de los que participan, alumnos, profes o padres, primero como una persona, un ser que siente, antes de caracterizarlo como tal. Creemos que las experiencias son mucho más importantes que el conocimiento que se aprende en una clase.

Cargando el mapa…
, San Juan Capital, San Juan, Argentina AR

Inicio 09-06-2007
Final
Corrientes pedagógicas Educación ActivaEducación Activa
Enfoques temáticos Educación Activa
Nivel socio-económico Medio
Social context Urbano
Cantidad de participantes 100
Nivel educativo y etario Pre-escolar / Inicialinicial
Tipo de organización ⧼rv-experiencia:respuesta-⧽
Tipo de gestión Comunitaria
Tipo de educación Informal
¿Ofrece certificación oficial/formal? No
¿Es arancelada? ⧼rv-experiencia:respuesta-⧽
¿Tiene fines de lucro? Si
⧼rv-experiencia:info-voluntariadol⧽ No
¿Es un proyecto virtual o en línea? No
Experiencia-Centro de expresión artística Pinkanta-00.jpg

31° 32' 6.40" S, 68° 32' 18.92" W medio

comunitaria urbano 100 informal no

si

no https://www.facebook.com/pg/ArtePinkantaSanJuan/ 1004 4939

Características

La música nos acompaña desde antes de nacer, cuando escuchamos lo que canta nuestra madre, hasta las vibraciones que emiten las canciones a nuestro alrededor. Ella nos da alegrías, nos ayuda a mantener la calma, a transportarnos a otros lugares sin necesidad de movernos, nos da momentos de melancolía, nos hace reír, bailar y hasta emocionarnos. Muchas veces no somos conscientes de los beneficios que nos brinda esta maravillosa compañera. El juego puede ser una herramienta fundamental del aprendizaje, acompaña al niño desde sus primeros momentos, necesario para relacionarse con el mundo nuevo que lo rodea. El primer instrumento que el niño tiene contacto es con su cuerpo: cuando golpea sus manos, o los barrotes de su cuna, también de su cuerpo salen sonidos: el grito es el punto de partida, un reflejo dado a sí mismos al nacer, común a todos los niños incluso a los sordos. Es ahí donde descubre estos nuevos objetos, inanimados, que necesitan de su imaginación para darles un sentido, para que tomen vida. Ese primer encuentro puede darse en su propia casa, desde que aprende a andar, con instrumentos que tenga cada uno o que hayan creado, como pueden unas ollas, sonajeros o tambores. Iniciar en la música a un niño, no significa ponerlo directamente a estudiar un instrumento, sino que antes se debe desarrollar la capacidad musical propia de ese niño: auditiva, rítmica, vocal y creadora. Desde cuándo podrían ir a un lugar a prender, sería un poco controvertido asegurarlo, pues cada persona es diferente y tiene su propio biorritmo. Pero cerca de los tres años, siempre y cuando sea jugando, respetando los tiempos que el niño nos vaya marcando, puede ser provechoso, porque no sólo se relacionará con el instrumento, sino también con sus compañeros, es ahí dónde verdaderamente aparece tal vez uno de los rasgos más importantes para el ser humano, nuestra vida social. Cómo comportarnos, cuando hablar, en que momento callar, que nos pertenece y que es de todos. Al principio es recomendable comenzar con los instrumentos de percusión, no con la batería propiamente dicha, la cual es muy compleja, sino con tambores, platillos, bombos, etc. son los que se le dan al niño con mayor facilidad, ya que son seres con mucho ritmo y energía. Cabe destacar que aun no han desarrollado la motricidad fina en su plenitud, instrumentos de cuerda o viento requieren de ciertas habilidades que no posee todavía, así pues, no sería conveniente forzarlo. La guitarra, el violín, la flauta, el teclado, la batería etc, son favorables desde los cinco o seis años de edad, que es dónde seguro puede tener la concentración y la postura para un mejor uso de los mismos. Los momentos para aprender deberían ser de no más de una hora. La clase de música debe convertirse en mil descubrimientos y el secreto está en experimentar, explorar, expresarse espontáneamente. De este intercambio nace la improvisación, base de la creatividad, sinónimo de juego. Técnicas vivenciales pueden ser las acertadas para un comienzo, métodos alternativos cómo el kawasaki por ejemplo, pueden ayudarnos con personas con algún tipo de discapacidad, también la pedagogía Waldorf puede enseñarnos mucho sobre los niños y su vínculo con el arte. Desde el instituto estamos convencidos de que cualquiera que lo desee, puede aprender música, todos tenemos aptitudes y limitaciones, son las personas o los niños, personas chiquitas, que estudian, que se esfuerzan las que marcan la diferencia. El talento es acaso una condición necesaria, pero no indispensable. El mundo esta lleno de personas talentosas que no han tenido ningún tipo de éxito en lo que emprendieron, es la constancia, permanencia y trabajo duro lo que nos lleva a que podamos hacer lo que nos gusta y vivir de ello. La música en los primeros años se aprende por imitación, como la mayoría de las cosas. Aprenderla desde pequeños nos instruye ciertas destrezas que sólo en ese tiempo se nos hará fácil de aprender, nos enlaza con todos nuestros sentidos, agudizando el oído, mejorando el habla y la expresión. No se puede asegurar que la música nos inspire a ser más inteligentes, pero si que muchas personas inteligentes se han inspirado en la música o con ella. Cuándo es apropiado comenzar, cuando el niño nos pida, por cuánto tiempo, por el que el niño disponga. Nada que sea obligatorio es bueno para alguien. Antes de aprender cualquier cosa, es mejor aprender a ser felices, y sólo las personas libres, condición que tenemos desde que nacemos, son las que pueden llegar a serlo.

Historia

Llevamos diez años desde que comenzamos sólo con una guitarrita, una silla y un escritorio. Han dado clases más de 120 profes a lo largo del tiempo, casi todos han dado sus primeros pasos en el camino de la enseñanza. Este lugar también se pensó para que los querían enseñar y no tenían oportunidad en otros lugares debido a su falta de experiencia. siempre nos ha Ocupado el conocimiento, pero hemos puesto mucha más atención en encontrar buenas personas, que tengan conciencia de el mundo que significa cada niño, cada persona

Prácticas o acciones principales

Iniciar a los alumnos por el camino del arte, teniendo no sólo el aprender un instrumento o pintar un cuadro, sino la formación integral de la persona

Fundamentos teóricos

Aplicamos el método aula taller, tratando de integrar diferentes edades y experiencias. Siempre abiertos a pedagogías alternativas

Videos

Imagenes