Experiencia Eco-Escuela Tikapata

From REEVO Wiki

La eco-escuela Tikapata ha sido concebida y formada por padres de familia con el fin de crear una opción educativa alternativa en el valle sagrado. Nuestros ejes principales son que el niño es el centro de su propio aprendizaje y la ecología. La escuela Tikapata se compromete a ser modelo de ecología vivencial, con una práctica activa. Somos una escuela multigrado que reconoce que todos los niños son diferentes.

Cargando el mapa…
Huayoccari, Urubamba, Peru (Jirón Grau, ), Urubamba,, Cusco, Perú PE

Inicio 2008
Final
Corrientes pedagógicas
Enfoques temáticos
Nivel socio-económico Bajo
Social context Rural
Cantidad de participantes 30
Nivel educativo y etario
Tipo de organización ⧼rv-experiencia:respuesta-⧽
Tipo de gestión Privada
Tipo de educación Formal
¿Ofrece certificación oficial/formal? Si
¿Es arancelada? ⧼rv-experiencia:respuesta-⧽
¿Tiene fines de lucro? No
⧼rv-experiencia:info-voluntariadol⧽ ⧼rv-experiencia:respuesta-⧽
¿Es un proyecto virtual o en línea? ⧼rv-experiencia:respuesta-⧽

Características

El concepto de escuela para Tikapata difiere del estándar peruano. Para ellos la escuela no debe ser una preparación para la vida, la escuela debe ser concebida como la misma: una extensión de la familia y de la sociedad. La escuela es parte de la vida del niño por ello proponen una escuela similar a un hogar cariñoso y acogedor. A cada niño se le ve como un ser holístico, único y muy especial, con sus distintas disposiciones emocionales, sociales y psíquicas. La propuesta toma en cuenta y potencia la personalidad y la creatividad de cada individuo y lo impulsa a trabajar de manera autónoma y responsable.

Tikapata toma en cuenta la multiculturalidad que existe en el Valle Sagrado, debida a factores históricos, la migración y el turismo, como opción de aprendizaje para sentar las bases de una sociedad más ecuánime y tolerante, sin dejar de lado las tradiciones y la riqueza cultural de la región. Por ello, los niños provienen de diferentes realidades socioeconómicas, culturales y religiosas.

Historia

La escuela Tikapata nace oficialmente en marzo 2008, después de varios años de conversaciones y reflexiones acerca de la educación. Es al final del 2007 en que se llega a la conclusión de que es imposible cambiar la educación existente y por lo tanto si se quería algo diferente era imprescindible crear una nueva escuela. Los primeros promotores fueron dos parejas: Javier Lambarri/Patricia Cerdeña y Pio Vasquez de Velasco/Iris Rodhe, junto con sus hijos Isidro, Simón y Noah. Así en marzo del 2008, los 3 chicos, junto a 5 niños más (hijos de algunos amigos) inician la experiencia, en una pequeña casita prestada en medio al campo. Hacia la mitad del año otra pareja: Matteo Achilli y Camila Chávez (padres de Luna), ya estaban totalmente convencidos de haber encontrado el colegio soñado, por lo tanto se unieron a la promotoría. El año 2008 finalizó con 13 niños. Ese mismo año el ministerio de educación reconoció la experiencia oficialmente como escuela primaria. Para el año 2009 llegaron muchas familias nuevas lo que llevó a la decisión de construir un espacio y seguir creciendo. Ese año se logró concluir con la construcción de 3 aulas, una cocina y un baño, para terminar el año con 26 niños. También se tomó la decisión de crear un área para más pequeños y otra para adolescentes. El financiamiento de esta primera parte fue totalmente donación de las familias promotoras. Para el 2010 era necesario conseguir financiamientos externos pues la escuela atravesaba un momento crítico. Se contó con la ayuda de la asociación Alma (Canada) y la iglesia Baldese (Italia) quienes apoyaron con el financiamiento para la construcción de dos ambientes más. Ese mismo año, otra pareja se une a la promotoría: Marlis Ferreyros y Franco Negri con sus hijos Valentina y Mateo. Los años 2011,2012 y 2013 han sido años de mucho aprendizaje, crecimiento y asentamiento de ideas. Actualmente la escuela cuenta con 45 niños de todas las edades (de 3 a 17 años), pertenecientes a 21 familias y con un equipo de 22 personas (incluidos los 8 promotores). Oficialmente contamos con permisos para primaria más no para inicial ni secundaria. El motivo por el que el estado no acepta nuestra escuela es por ser multigrado. Actualmente nos encontramos en un proceso de aceptación y confiamos en que seremos reconocidos. Un aspecto que nos preocupa mucho es la integración. La escuela cuenta con un sistema de pagos según la economía familiar, que permite que todos los niños puedan acceder a ella, sin importar la condición económica de su familia. Los niños nativos (pertenecientes a la comunidad andina de Huayoccari) tienen acceso gratuito. Por lo tanto, somos un grupo multirracial y multilingüe que respeta y valora la cultural y el idioma local.

Prácticas o acciones principales

La relación entre los niños y el respeto por su entorno natural es total y fundamental dentro del programa educativo. Todos los espacios exteriores de la escuela han sido otorgados a los niños, y han creado su Tierra de Niños “Siempre Verde”, involucrándolos así en las decisiones y planificaciones para vivir en armonía con la naturaleza.

Además, los materiales usados por maestros y en la construcción del local son elegidos siguiendo principios ecológicos. Tikapata se ha comprometido en ser modelo de ecología vivencial, manejando reglas claras como: separación y reciclaje de residuos, uso apropiado de los recursos hídricos, construcciones ecológicas, comida sana y de naturaleza orgánica, cultivo de huerto biológico, etc.

Las clases son conscientemente diseñadas como multigrado, es decir, que se incluyen niños y niñas de más de un grado escolar. Las aulas multigrado plasman la propuesta de tomar como eje fundamental la heterogeneidad como oportunidad para el aprendizaje. Los grupos permiten una vida social en toda su riqueza, su multiplicidad, su complejidad, viendo las diferencias de edades, no como un problema, sino como un gran beneficio.

Al inicio del año escolar, en una asamblea donde participan niños, padres y el equipo, los chicos plantean qué rincones y talleres les interesan. A partir de ello, cada niño decide en qué espacios inscribirse y se plantean los objetivos en diferentes áreas según sus intereses. Los profesores y tutores acompañan a los chicos en este camino mediante la creación de planes semanales (herramienta que usamos para que los chicos organicen su trabajo por una semana, tomando en cuenta las inteligencias múltiples), rincones de aprendizaje, estaciones, proyectos, excursiones, etc. Estos objetivos que el niño se traza, se van evaluando en el transcurso del año. La evaluación se da en 3 niveles: Primero es el niño, después el equipo y al final la familia. Para evaluar reflexionamos, revisamos nuestros trabajos, realizamos bitácoras. No se toman exámenes ni se colocan notas. Hemos creados símbolos como son la semilla, el germinado y la flor. Ninguno es negativo ni implica fracaso. La semilla es el inicio, el germinado el camino y la flor el dominio. No existe la repitencia o la no promoción, el niño pasa de multigrado cuando él siente que no le corresponde estar más con un grupo y puede ir libremente de aula en aula si así lo desea. No existen momentos obligados los chicos tienen la libertad de participar en una actividad o no. Cada día se inicia con un círculo de saludo y una asamblea y se termina con otra asamblea y una brigada; pues todos grandes y chicos participamos en la limpieza y mantenimiento de nuestros espacios. La comida es para todos por igual y se basa alimentos orgánicos. Una vez por semana tenemos una asamblea con todos (niños, equipo, padres).

Todos somos iguales, adultos niños y niñas, no se hacen diferencias ni por edad ni por género. Todo el terreno pertenece a los niños, son ellos que deciden que se puede hacer con él: sembrar, construir juegos, espacios de sombra, etc. En la asamblea plantean sus ideas y después divididos en grupos de interés, realizan los proyectos (esto es lo que llamamos Tierra de Niños). No se da más importancia a un área que a otra, es igual la matemática, la música, la agricultura o el juego libre. Se trabaja con muchos materiales concretos. Las aulas son sólo un lugar más, pues los chicos tienen la libertad de trabajar al aire libre. En el caso de los adolescentes usamos muchos espacios externos según sus intereses. Por ejemplo si un chico está interesado en conocer más sobre cocina, hacemos acuerdos con restaurantes locales. De este modo cada uno se arma su propio horario según sus propios intereses. La vida está fuera de la escuela por ello consideramos muy importantes los viajes y las salidas. Hay días o semanas dedicadas a cosas específicas, por ejemplo el día del trueque, la semana del arte “LIBERARTE”, el día de la bicicleta, etc. En cuanto la disciplina nos basamos en los conceptos de disciplina con amor y comunicación no violenta. Todos los conflictos se resuelven hablando y reflexionando.

Fundamentos teóricos

Nuestra filosofía parte de poner en práctica tantas teorías psicológicas y educativas diferentes como las de Piaget, Montessori, Freinet, la pedagogía Waldorff de Steiner, Pettersen, Freire, Pestalozzi, las experiencias de Reggio Emilia y Loris Malaguzzi, el Proyecto Spectrum, Rebecca y Mauricio Wild (Educación para Ser), Maturana y Varela (El árbol del conocimiento), Gardner y el Proyecto Zero de Harvard, las experiencias de Summerhill y muchos más. Con el único objetivo de crear una filosofía toda nuestra, una filosofía TIKAPATA, en donde el niño sea el principal protagonista.

Información adicional

Sobre el financiamiento:

Del 2010 a la fecha la Asociación PeruEtico Italia ha financiado – a favor del proyecto Tikapata- un total de 16 bolsas de estudio anuales (8200 euro in total). También en el año 2010 se ha financiado la adquisición del mobiliario de una de las aulas de la escuela.

La renta mensual de cada niño es de 300 soles (cerca 50 euro) al mes, e incluye el transporte para y de la escuela, el sueldo de los maestros (superior a la media nacional), material didáctico, la alimentación y los gastos de gestión de la escuela. Para poder promover el ingreso de niños provenientes de familias menos favorecidas se ha pensado en un apoyo a distancia para sostener la escuela y no de forma individual. Actualmente la escuela esta en la búsqueda de fondos para continuar con la construcción de la infraestructura iniciada el año anterior. A la fecha ya se cuenta con 4 aulas, pero hace falta: un módulo de baños, una sala de profesores y/o área administrativa, un módulo para 4 talleres y una biblioteca, un módulo de vivienda para guardianía y voluntarios.

Sobre las dificultades encontradas:

Nos gustaría añadir las dificultades que tenemos en esta aventura. Una de ellas es conseguir maestros que entiendan lo que queremos hacer. Los maestros en Perú son formados de la manera clásica y les cuesta mucho adaptarse a esta clase de escuelas. Actualmente la mayoría de nuestro equipo es extranjero (españa/ italia/alemania).Las familias mientras los niños son pequeños están muy contentas, pero a medida que los chicos se acercan a la secundaria comienzan a tener miedos sobre si podrán ingresar a una universidad, por lo tanto la cantidad de niños disminuye con la edad. Al no tener ningún apoyo económico, hasta la fecha no logramos llegar a ser autosostenibles.

Videos

Referencias externas

Imagenes